Consejos para contratar una hipoteca

Pablo 4 agosto, 2014 0

hipoteca

Siempre hay que  tener en cuenta una serie de consejos  a la hora de contratar una hipoteca, si bien más en tiempos de crisis. Se trata de una operación económica muy importante y que deberá abonarse en el tiempo marcado.

Antes de nada se debe estudiar las distintas ofertas del mercado.  Ofertas como la Hipoteca Santander, la Hipoteca Feroz de la Caja Rural de Castilla la Mancha o   la hipoteca naranja de ING Direct te pueden permitir ahorrar a la hora de comprar una vivienda ya que tienen unas condiciones más ventajosas. Se debe mirar todo tipo de hipotecas que ofrecen tanto los bancos tradicionales como los on line. Luego, hay que decantarse por una hipoteca referenciada a un tipo de interés fijo o a un tipo variable. Así, un tipo de interés variable puede ser más bajo que uno fijo, mas estará sujeto a las variaciones del mercado, en tanto  que un tipo fijo es ajeno a dichas fluctuaciones.

También se recomienda analizar el plazo de devolución del capital prestado. Hay que escoger un plazo que  permita devolver el préstamo en cómodas mensualidades, sin embargo cuanto mayor sea el plazo de devolución, los intereses crecerán.

Por otro lado, hay que mirar bien los servicios adicionales que el banco puede obligar  a contratar  para la concesión de una hipoteca. Nos referimos a seguros o planes de pensiones, por ejemplo.

Por supuesto, conviene leer con suma atención cada una de las cláusulas del contrato de hipoteca y plantear las dudas sobre aquellos puntos que  no se entienda. Asimismo, hay que huir de las cláusulas abusivas como la cláusula suelo. Se han detectado hasta 35 tipos de cláusulas abusivas en este tipo de contratos.

Por último, hay que prestar especial atención a las comisiones.  Conviene estar atento a este tipo de condiciones, ya que  las entidades puede cobrar comisiones al formalizar la hipoteca (de estudio y de apertura), cuando se realizan cambios en el contrato (por modificación de condiciones, novación modificativa, amortización anticipada…) e incluso cuando se concluya la operación (por cancelación anticipada, subrogación…). Y, por supuesto, siempre que haya cualquier cambio en las condiciones ha de estudiarse detenidamente y, en caso de dudas, consultar con un experto.