Desempleados y estafados

blogerredas 18 Septiembre, 2010 0

Anuncio



“Hágase rico, fabricando productos desde su casa” es una de las frases gancho utilizadas por los falsos avisos de búsqueda de empleo, que por supuesto atraen a los millones de desempleados de todo el país, a los que luego con un simple método telefónico logran estafarlos. Es que a las miles de modalidades existentes para quitarles el dinero a las personas, se le ha sumado una nueva bastante particular. Se trata de la oferta de puestos de trabajo falsos, cuyo único fin es hacer que las personas interesadas llamen a un teléfono que se facilita, el cual te cobra mucho mas caro que una llamada común.

Los anuncios fraudulentos remiten a teléfonos de tarifación adicional, con prefijos 806, 807, y 905, e incluso en la mayoría de los casos facilitan otro número de contacto, el 902, pero en cuanto los interesados en el empleo llaman, los atiende un buzó de voz que le sugiere que llame a la otra línea. Las llamadas a las líneas con prefijos 803, 806 y 807 varían su precio dependiendo no solo de la duración, sino también de la cuarta cifra de teléfono.

En la mayoría de las líneas que fueron denunciadas, este número es el 4 o el 5, lo que implica que las tarifas que se aplican son de entre 0,885 y 1,18 (entre 0,75 y 1,00 mas el 18 por ciento de IVA) euros por minuto si se llama de un teléfono fijo, mientras que si la llamada se hace desde un teléfono móvil las tarifas son de 1,239 y 1,534 euros (entre 1,05 y 1,30 mas IVA).

El problema es que las grandes carencias que existen en materia de protección a los consumidores favorece que muchos de estos fraudes crezcan y cada vez mas empresas lo vean como una forma de ganar dinero con pocos riesgos.